beledi

un portal abierto para la expresión del esteta que todos llevamos dentro

Monday, January 16, 2006

Pizza Pizza Pizza!

Queridos y fieles bloggers:

Los pequeños placeres de la vida se tienen que cultivar con mucho amor. Si no, dejan de ser placeres para ser frivolidades, y eso es lo que nos convierte en borregos. Para mí son como las plantas: hay que probar combinaciones y lugares donde ponerlos, dedicarles más o menos recursos para su alimentación, hablarles suavemente, darles la vuelta para admirarlos desde diferentes perspectivas, admirar sus flores en primavera e ilusionarse por la aparición de yemitas en invierno.

Y a mí me encantan los placeres. De hecho, tengo muchos vicios confesables, pero unos pocos inconfesables (y son ésos los que más feliz me hacen). Y hoy, por ser el tercer aniversario de un día inolvidable, os voy a contar algunos:

- La pizza: sencillamente me en-can-ta. Es una de las pocas comidas que considero "todo-terreno". ¿Que no sabes qué hacerle a tu hermana de cena? Pizza. ¿Que no sabes cocinar más que sopas volantes? Pizza ¿Que tienes una cita importante? A comer las mejores pizzas de Madrid, y a competir a ver quién encuentra el mejor sitio ¿Que a tu amiga la ha dejado el novio? ¡pues pizza también!...

- Beber cuatro vasos de agua cuando ceno los sábados por la noche (debe ser porque vengo de danza del vientre, pero incluso en vacaciones en esa franja horaria el agua me sabe más rica, como a cascada)

- Los espaguetis con almejas: un clásico de la gastronomía de los Alegría ;-)

- Ver que alguien en el metro intenta leer por encima de mi hombro la novela que me tiene casi sin dormir, y se joroba porque...¡Está en francés! Jajajajajaaaaaaaa

- Entender algo de la Galaxia Gutenberg, de Mac Luhan.

- Clasificar los mejores momentos de mi vida con canciones (¡tengo una lista!)

- Levantarme todas las mañanas, tener qué desayunar, llegar a la Facultad y aprender algo, tener qué comer al mediodía, un abrigo para taparme del frío y unas tortuguitas adorables que dependen totalmente de mis cuidados... y un novio estupendo que da unos abrazos no menos estupendos

-Y sobre todo, sobre todo, no tener que estar en el hospital

La vida es bella, aunque un poco perra. Pero bueno, los malos tiempos te hacen apreciar lo que verdaderamente tienes a tu lado y en quién puedes confiar...

Gracias a los que alimentáis mis pequeños placeres. Feliz año nuevo!

Friday, January 06, 2006

¡¡¡Muchas felicidades!!!

Sé que no te gustan mucho las mates, pero aquí va una operación muy sencilla: dos camellos solitarios se encuentran en el desierto de Ciencias de la Información y deciden ir a Egipto en un mismo viaje de estudios. ¿Qué puede pasar entre ellos?

¿Lo habías adivinado?

Si no es así, es que eres un poco zoquete porque es muy sencillo: un friki y una geek que deciden ser felices juntos, sólo pueden dar lugar a una

cosa...............................................................................................................................................

¡¡¡¡¡¡¡ Muchos bebitos monos, gordos y bien cuidados!!!!!!!!!!!!!!


.................................................. por supuesto, del reino animal..........................................................




Espero que los dos patitos te sienten, al menos, tan bien como los 21. ¡Te quiero!

Un besote reptílico

Bonne Année 2006!


Salut, les copains!

Je vous souhaite une bonne année 2006 pleine d´amour, santé et, bien sur, des sous! Moi j´ai déjà le premier truc de la liste et je suis très heureuse... L´autre jour je suis allée faire la fête et j´ai écouté à quelqu´un souhaiter que le pire du nouvelle année soit au moins comme les meilleures choses de l´année précedante. Je trouve que c´est un très joli rêve, et aimerais bien que vous pouviez jouir des choses uniquement bonnes, car la vie est parfois trop dure, mais il y a toujours quelqu´un à côte de soi (même si on ne lui répare pas) qui veuille sur nous.


Moi, j´ai quelqu´un qui m´a aidée surmonter le décès de ma mère (qui était ma meilleure amie). Peut- être il ne ressemble pas les héros des films, et il ne peut pas s´envoler ou créer des coups de glace ou de feu, mais il a sauvé ma vie en deux occassions: la première, quand j´ai cru mourir avec ma mère. La deuxième, quand je suis arrivée a me noyer dans une piscine de vagues. Et il est toujours ici, à côté de moi.

C´est pour cela que j´aimeirais bien lui remercier en public son soutien le jour de son anniversaire, que, bien sûr, je fêterai avec lui. Merci pour tout. Merci à tous vous qui êtes toujours là.

On ne doit jamais oublier. La vie nous mette à l´épreuve, mais cela que ne tue pas nous fait plus forts.

Gros bisous!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Tuesday, October 18, 2005

Indignada y casi Indigente

Buenas noches, queridos y fieles bloggers,

Hoy voy a despotricar contra mi jefa. Sí, sí, esa adorable señora irlandesa que me explota aprovechándose del concepto de alienación y plusvalía (démosle el sentido justo a las palabras). Y por ello no es menos tiranuela que los demás jefes. De hecho, hasta ahí es normal. Es normal que siendo secretaria me tenga haciendo papeleo, listas, fotocopias. Es menos normal que me mande a comprarla el periódico. Es algo raro que tenga que barrer y fregar la academia de vez en cuando. Es un poco denigrante tener que hacerla la compra. Pero es peor todavía tener que dar clases (por las que cobro una pasta, que para algo llevo más de seis años dándola y sacándome diplomas de inglés) mientras estoy de secretaria (con lo que no cobro nada).

Y hoy se ha superado. Tras recaudar 800 euros, me ha montado un pollo porque a un chico... ¡le he cobrado diez euros de menos! Creí que me mataba... ¡unos gritos! Diciéndome la mujer que ella no tiene que pagar por mis errores! ¡Si me tiene para ayudar a las profesoras y cada día doy una media hora de clase por el precio de secretaria! ¡Por diez euros! ¿Y cuánto gana ella con mi explotación? No quiero ni saberlo. Vivir para ver.

Y claro, me he callado, no sea que encima me eche y me quede sin fuentes de ingresos.

¡Ah, y lo mejor es que trabajo sólo los dos primeros lunes del mes! Eso no me permite hacer otra cosa (que, como me salga una clasecilla ese día, allá que voy, por cierto). Total, que ni come ni deja comer al amo.

Hay gente y gente: gente miserable y el resto. Diez euros... ¿en qué categoría la meteríais? ¡No, si solo falta que encima me los descuente del sueldo!

Monday, October 10, 2005

Vuelta al Desastre

Queridos Bloggers:
¿Qué decir -citando al maravilloso Dr. Manuel Mourelle de Lema- sobre nuestra estupendísima Facultad? ¡Cojondrios! - como diría dicho sujeto o especimen, como se quiera mirar- ¡ si parece que estás encerrado en una cárcel de mujeres masificada!
¿¿¿¿¿¿Parece????? Necesitamos una cafetería nueva, dos radios más, que abran la tele, que los ascensores se aclaren con los pisos, que si te quedas encerrado puedas contar con que alguien te socorrerá en menos de una hora y que en secretaría no te sugieran llamar a la policía, que las matrículas se hagan con normalidad, que los profesores vengan a clase -y que, cuando vienen, den clase, no rollos macabeos que no tienen que ver con, por ejemplo. ¿y por qué será?, los quipus en vez de las nuevas tecnologías de la información.
Y así llegamos a cuarto: sin saber usar el In Design o el Quark, sin saber maquetar (bien), odiando el tipómetro y preguntándote qué va a ser de tu vida profesional con semejante formación en nuevas tecnologías de la información.
Pasen y vean, señores, que el circo no ha hecho más que comenzar.

Saturday, October 01, 2005

¡Feliz Cumpleaños!

Muy buenas, queridos y fieles bloggers. Hoy no voy a hacer un post ni muy extenso ni muy cursi; sencillamente me gustaría agradecer a todos aquéllos que estuvieron ayer en mi cumpleaños e hicieron de ese día algo inolvidable.

Las cosas pueden ir muy mal, pero jamás cambia el niño que todos llevamos dentro. ¿A quién no le hace una ilusión bárbara que se acuerden de su día? ¿Y a quién no le gusta pasarlo rodeado del cariño y la compañía de quienes no le han fallado?

Un besote a todos (y mil disculpas a los camareros que tuvieron que hacer horas extra)

Tuesday, September 27, 2005

Dudas existenciales en Ikea

Saludos, queridos bloggers. Hoy me he levantado algo trascendental, y es que me ha entrado el síndrome IKea y estoy redecorando mi vida. He puesto una bonita tela azul en la pared para meterme más en el ambientillo de la danza oriental (Khárlòs sabrá a qué tela me refiero, porque la compré con él por el centro). He colgado un corcho con mariquitas donde he puesto toda mi bisutería, y estoy haciendo uno para mi nueva colección exclusiva. ¿Y a qué viene mi remodelación completa? Pues a mis dudas existenciales.

Sí, sí, como lo leéis: dudas existenciales en toda regla, de esas que no te dejan comer, ni vivir, ni casi ni respirar; unas dudas tremendas sobre el tempus fugit y todos esos latinajos renacentistas. Supongo que a veces caigo en la cuenta de que nuestra existencia no es más que la brisa que levanta el velo de una bailarina, y me resisto a eso. No me puedo creer que dentro de unos años nadie se acuerde de la sopa radioactiva de javiti, ni de mis relatos cortos, ni de mi colección de pañuelos de monedas.

Por eso estoy redecorando mi vida, porque hay muchos tipos de brisas. Unas son largas y molestas, otras cortas y agradables, otras parecen suspiros y otras, mis favoritas, son aquellas brisas repentinas que parecen acariciarte como besos. Supongo que prefiero llenar mi derecho a ser una breve brisa con cosas bonitas, con todo lo bueno que hay en este mundo. Así, si alguna vez llego a rozar el rostro de una persona triste podré llenarla de esperanza, de recuerdos, de colores, de olores... y volver a vivir en ella.

Todos los que alguna vez hemos soñado con ser escritores tenemos un ansia voraz de eternidad. Queremos ser aborrecidos, admirados o , incluso, abominados. No importa si nos quieren o si nos odian. Sólo importa que nos recuerden.

Y aquí viene el meollo de la cuestión: ¿qué libros os han marcado? ¿Aquellos libros pretenciosos donde el autor, claramente, no tiene más fin que su propia contemplación estética, o aquéllos donde una frase sencilla ha actuado como bálsamo para vuestras heridas? Pensadlo, y , por favor, decidid qué tipo de escritor queréis ser.

Porque, y lo repito una vez más, viva el egoísmo sano. Viva el escritor que quiere ser recordado por ayudar a quienes necesitan una mano amiga y no la encuentran a su alrededor, y viva quienes contemplan los libros como el templo del ser humano.

Gracias a todos los que acariciáis sus lomos con respeto y casi con reverencia. La primera vez que tratásteis un libro como si fuera un pollito recién nacido comenzásteis a forjar un temple de escritor que pasa, sin lugar a dudas, por el reconocimiento de los maestros.

Y muchas veces esos maestros son personas sencillas capaces de las hazañas más ejemplares. Contemos sus historias y agradezcamos la lección de valentía que nos han dado.

Un beso enorme para los que siguen con nosotros y todo mi amor para los que ya no están.

Redecorad vuestra vida... merece la pena llenarla de pequeñas grandes cosas

Sunday, September 25, 2005

Un descanso bien merecido

Las vacaciones son algo imprescindible para nuestra salud física y mental. Cuando estamos hartos de todo soñamos con empaquetar nuestras cosas e irnos lejos, muuy lejos. ¿Y por qué será? Porque allí podemos comenzar una vida nueva y efímera, una vida con fecha de caducidad predeterminada y en la que, conscientes de ello, preferimos aprovecharlo todo a tope. Y en esos momentos somos otros, ¿o no?

Últimamente he llegado a la conclusión de que en vacaciones dejamos salir esa parte nuestra que es demasiado cobarde para mostrarse en medio de la rutina. Y es que el ser humano es un ser naturalmente miedoso, miedoso de lo desconocido, del ruido, del qué dirán... y de sí mismo. Las mayores batallas jamás libradas son con nuestra conciencia, que nos empuja a ser nuestro yo de verdad mientras nosotros nos resistimos para seguir la comodidad de la corriente. Ya está bien.

He disfrutado deconstruyendo croquetas, dejando la cama sin hacer, los platos sin fregar y la ropa hecha un burruño en el armario. Me lo he pasado en grande usando una escoba como mando a distancia, sobreviviendo a base de patatas fritas y helados, zampando paellas como una loca y comiendo mejillones hasta reventar.

¿A qué conclusión nos lleva todo esto? ¿A afirmar que soy naturalmente marrana y desordenada, que como guarrerías a todas horas y que soy una vaga? No, más bien todo lo contrario. Que soy demasiado ordenada y cuadriculada para ser ese yo que me pide mi conciencia. Y sí, odio con toda mi alma fregar platos y tener que ocuparme de la limpieza de mi casa.

Y la solución no es intentar huir lo más lejos posible constantemente, sino tomarnos unas pequeñas vacaciones al menos una vez en semana, disfrutando de los pequeños placeres de lo mal visto o lo prohibido, como dejar tirados los vaqueros en tu armario, hacer danza del vientre sin el beneplácito de los demás, dejar el polvo sin pasar o decir una pequeña mentirijilla inocente de vez en cuando. La salsa de la vida está en las pequeñas cosas que nos recuerdan quiénes somos de verdad, y por qué nos hemos olvidado tanto de nosotros mismos. ¡Viva el egoísmo sano!

¡Ah! Y ese egoísmo sano me impulsa a recordaros que la semana que viene es mi cumpleaños ;-)